Violines en el Cielo (Reseña)

Perdón por la falta de post’s, tomamos y comimos unas vacaciones.

Hubiera dado igual si le hubieran puesto pianos en el cielo, o trombones en el cielo ¿Qué no ven que es un maldito violonchelo?

En japón la gente también se muere, de hecho en todo el mundo, lo único que cambia es lo que pasa después de que se muere. Acá en occidente somos más… occidentales, y al parecer menos respetuosos con el final de la vida. Allá en oriente son más solemnes, pero también comparten rituales de acá como los entierros y el arreglo de los cadáveres, aunque de un modo diferente.

Violines en el cielo llega con una año de retraso a México (qué raro) y la reseña a Eh.dee.zión con 2 mese más (¡aún más raro!), y solo les puedo decir que la espera (si es que hubo) valió la pena. Hubo exhibiciones como parte del repertorio de la cine teca nacional, pero no mucha gente se enteró, y mucho menos se entusiasmó.

La trama en 15 palabras: Daigo es violonchelista, su orquesta quiebra y consigue trabajo preparando muertos, descubriendo varias lecciones vitales.

Este podría bien ser un documental de cómo se viven las despedidas de los seres queridos en oriente, con unos cuantos toques morales. Todos se solidarizan, como acá, pero los muertos son tratados de una manera especial, no solo por que sea japón, sino por la historia personal de Daigo, quien fue dejado por su padre y su madre, ésta última se fue al morir.

Estoy muy confuso, quien la vea lo estará. La forma en que la familia dice “quiero que se vea como en esta foto”, cómo ven su preparación y cómo lloran junto al cadáver es especial, pero las actuaciones y el enfoque la trama (y de la cámara) hacen que sientas más solemnidad, más profundo… más respeto, en lugar de sentir dolor. Sientes compasión, esa es la palabra.

El sentimiento te llega un poco más profundo con la música, que es clásica por supuesto, la cosa es que cualquier (C-U-A-L-Q-U-I-E-R, literalmente) cosa en este mundo se puede ambientar con música clásica, pierde un poco el sentido.

Los únicos puntos malos, quizás, serían el abuso de clichés en las tomas, parecieran ejercicios de fotografía de universitarios. Muy bien logradas, sí, pero repetitivas.

El otro defecto es región 4, y se trata del nombre. ¿No notó el que hizo la “traducción” que el tipo toca violonchelo? ¿Esta ciego o no sabe absolutamente nada de música? ¿Acaso tan bajo hemos caído?  Violonchelos en el cielo suena horrible, pero “Depatures” (título de la cinta en inglés) o “Okuribito” (título en inglés) quedarían mejor. ¡Incluso le hubieran puesto “Partidas” y hubiera sonado decente! Me da ganas de tomar el trabajo de “Traductor/Doblador/Renombrador de películas para América Latina”

Muy buena, eso sí, y en las últimas dos semanas que le quedan de vida en cartelera (quizás solo 1) les recomiendo buscarla. Ya debe estar en DVD, y seguramente pueden torrentearla. Para quien guste del cine japonés o lo desconozca, será una joyita, pero para quen acabe de perder un ser querido, será un aprendizaje.

Violines en el Cielo

Produce: Regent Releasing

Dirige: Yojiro Takita (Wikipedia en inglés)

Calificación: 8.5

Un pensamiento en “Violines en el Cielo (Reseña)

Comenta, no seas gacho

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s