Shrek: Para siempre (Reseña)

Lo descarado: ponerle "Shrek: Forever after", como si el after le quitara lo apestoso...

Dreamworks ha comprobado tener mucho menos dignidad que Pixar. Su mercadotecnia (la de DW) nos ataca de modo inesperado y sus secuelas no se hacen esperar, y aunque la mayoría de la gente cree que las 4 Shreks (sin contar las especiales) son la máxima expresión de comercialización por parte de DW, la serie de Madagascar para TV es mi candidata a lo peor que se puede hacer con el éxito de una película animada, y en ambos casos se ve la intención clara de DW por sacar dinero.

Ahora, por supuesto, tenía que salir una Shrek nueva para tratar de recuperar esa dignidad perdida… que creo que sigue perdida.

Para entendernos como es debido, desglosaré la trama en 15 palabras: Cansado de la comodidad, Shrek decide hacerse ogro feroz con magia, pero le juegan sucio…

Ya con esto en mente, podemos deducir todo lo demás, desde el final hasta la moraleja: uno no aprecia lo que tiene hasta que lo pierde. El póster lo dice todo, es más que obvio, y es precisamente por eso que la trama no es un acierto. Es como si los guionistas hubieran parodiado su propia trama, y eso no es nada bueno.

En las anteriores Shrek (al menos en las primeras dos) la parodia a los cuentos clásicos era el il motive de toda la trama y los chistes, pero desde la 3, Shrek se ha formado como una mitología aparte, lo que quita bastante calidad. Silvestre López Portillo de Proyecto 40 lo expresa muy bien (trataré de citarlo textualmente):

Primero llega Shrek uno, que es fenomenal: parodia los cuentos clásicos, la clásica historia del ogro malvado y crea un personaje carismático. Luego llega la dos, y aunque parecía imposible, empata e incluso supera a la 1 en varios aspectos. Luego llega la 3, que es patética, y ahora esta, que intenta reivindicar la serie, yo diría, sin conseguirlo.

Así pues, pareciera que todo está perdido con Shrek… y es cierto, porque no es Shrek quien destaca, sino más bien Burro, y en especial, diría yo, Eugenio Derbez. No sólo en la traducción literal y la actuación vocal, sino también en la adaptación regional, metiendo chistes y canciones que seguro no venían en la versión Americana. Todo esto lo hizo Eugenio con la colaboración de Gustavo Rodriguez (el que alguna vez fuera director editorial de Club Nintendo).

Todo excepto el Burro y el Gato es desechable de esta película, y aunque la mayoría ya la vio, si tienen contemplado hacerlo o ir a comprar el DVD, absténganse.

Mejor intenten encontrar la entrevista a Eugenio Derbez de Silvestre López Portillo, que contiene diálogos tan memorables como

-Dinos algo que nadie sepa de Shrek-

-¡Es Gay!-

Shrek: Para siempre

Produce: DreamWorks

Dirige: Mike Mitchell

Calificación: 6

Anuncios

Un pensamiento en “Shrek: Para siempre (Reseña)

Comenta, no seas gacho

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s