Gears of Fifa (Reseñas)

Tal vez el que esté mal sea yo, pero esque sí quisiera un poco más de objetividad en los resultados de Google Images

El fin de año se acerca y con él, un montón de juegos que obviamente no vamos a jugar. No porque no nos gusten, sino porque no hay con qué. Ni tiempo ni dinero. Sin embargo Fifa 12 y Gears of War son títulos que todavía merecen ser vistos con detenimiento. Así que sin más, dos reseñas rápidas:

Fifa 12

Esta es la portada final final final.

Fuera del desorden que hubo con las portadas (que si no querían a Donovan, que si sí, que si el calzón de la caja traía otra portada, que si Rafa Marques sale como borracho) Fifa 12 es una nueva, verdaderamente nueva, y buena propuesta de fútbol por parte de EA. Y todo sin afán de hacerles publicidad.

Para empezar, hay muchos cambios, como en todos los fifas, pero creo que lo principal es a la hora de mover el balón en la cancha, y ahí lo principal, ahora, es la precisión y el control que puedes tener sobre el balón y el cuerpo del jugador.

En Fifa 11 (y para atrás) el juego siempre se medía a grandes distancias. Pases y tiros, y fintadas si acaso, pero en el mano a mano y hombro a hombro y cuerpo a cuerpo, el juego era bastante bruto. Si uno llegaba de frente contra otro que iba a la carrera, lo más seguro era que le quitaran el balón al de la carrera, y si alguien barría al que tenía el balón, el del balón caía, indiferentemente de cómo viniera la barrida, y el árbitro sacaba tarjeta dependiendo de si el barredor tocó o no el balón y cómo le pegó.

Ahora todo esto ha cambiado. La defensa es real, en el sentido de que es precisa y aguanta mucho más. El pequeño tutorial que te muestran al principio puede parecer extraño para los nuevos, pero es verdaderamente útil, sobre todo a la hora de jugar contra la computadora. Ahora hay opciones de contención, de pasos cortos, de perseguir al jugador con el balón, de jaloneos y de poder enviar a otro jugador a atacar mientras uno se posiciona bien y así triangular el balón. Muchas de estas adiciones estaban desde Fifa 11, sólo que ahora ya se notan de verdad, y esto porque la física de los jugadores ha cambiado. La primera muestra de esto para los nuevos, y la más evidente, es a la hora de las barridas. Ya no son para tirar ad nauseum. Ya es verdaderamente difícil barrer, tirar, pararse y seguir corriendo como si nada y además con el balón.

Lo mismo ocurre en el ataque. Las opciones de regateo son más auténticas, los pases cortos y los tiros filtrados son mucho más lentos, pero concienzudos y en general se siente que controlas personas con inercia y a las que les afecta la gravedad y las fuerzas de la velocidad.

La premisa de Fifa 12 con su motor de impacto se cumple, y vaya que ayuda.

¡Con Fifa 2011© de Electronic Arts©, el fútbol está de regreso!

Calificación: 9

Gears Of War 3

Engranes de Guerra 3

Allá por el 2006, que ahora parece un tiempo monolítico donde para comer perseguíamos mamuts, apareció Gears Of War y con él, miles de adeptos a su innovador, agresivo, pausado, metódico, táctico, enervante, pero sobre todo, naco estilo. Y que conste desde ahora: lo de naco no lo desmerece, sino todo lo contrario. Me explico, mientras reseño.

En apariencia, Gears of War es el juego frívolo y avalanzado por excelencia. En un mundo donde todos los juegos buscan refinación y una natural aceptación, Gears rompe con todo. Tiene gore excesivo, los monstruos son feos, los héroes son aun más feos y las armas parece que los hizo un niño hiperactivo que acaba de ver Invasión. Pero repito y remarco, en apariencia.

Cuando uno se adentra a los engranes de Gears se descubre que no sólo es un juego tremendamente cuidado y calculado, sino que hasta tiene cariño. Cariño que duele, hay que decirlo, pero eso es como en todo buen cariño. Es amor.

GoW 3 es la culminación de ese amor en cada rincón que se mire. La campaña, ahora como nunca, está repleta de diferentes opciones que van desde lo básico (decidir si cubrirse arriba o abajo, a la derecha o a la izquierda) a lo maniaco (cómo matar a los enemigos, qué armas emplear, en qué situaciones, cuántas balas y de qué tipo recoger, etc.). La historia diverge un poco, presentando la situación final de cada personaje, y después de un tiempo resurge como una sola. Esto es bueno, aunque algo confuso. Pero esta reseña no quiero escribirla con un sólo spoiler. Vayan a buscarlos a YouTube. Lo único que deben saber es que es continuación casi directa de GoW 2, y que todas esas cosas que quedaron sueltas (la reina locust, el papá de marcus, el lambert) ahora se atan, lentamente, mientras repartes cachasos en comodos episodios individuales.

El multijugador y las hordas son juegos aparte o cuando menos súmamente diferentes. Del multijugador puedo decir dos cosas sin caer en cliché: es estratégico pero no aburrido, eficiente, más enérgico y los botones y comandos que en campaña no afectan porque la computadora al fin siempre se puede hacer bruta con tal de que uno se sienta contento, ahora sí sirven. Pegarse en la pared, que antes tardaba tanto y hasta servía para destantear, ya  responde con el primer botonazo. Hay menos joroba del que se asoma a cubierto. Hay elementos interactivos y todo es mejor pensado pero sin recovecos, lo que quiere decir que aunque existen toda clase de escenarios nunca te atorarás a lo tonto.

En cuanto a horda, que es mi modo favorito personal y que sé que no muchos compartían ese gusto, ahora tendrán que considerarlo porque en verdad que ha cambiado. Si han visto el video informativo de horda 2.0, saben a lo que se atienen. Es diversión sin final pero ahora con picos que dan esa variedad que en la horda anterior (donde nomás matabas y matabas bultos iguales y uno que otro ponchado) faltaba. Básicamente la horda 2.0 está reinventada en dos sentidos: económico, en el que ahora compras, vendes, mejoras y reparas cosas al estilo de un juego de defiende la torre, y social, dejando que mientras avances mejor te vengan más y mejores enemigos y hasta el último un jefe gigante que pone fin a la ronda. No hay mucho que explicar pero sí mucho que probar. Para quien creía que horda era el juego de jugar sin pensar, pues no está tan equivocado, pero sí que se llevará una sorpresa con estas mejoras.

Y bien, en resumen eso es Gears y este el final de mi “corta” reseña que no sé cómo acabar. No, ya sé, una frase:

Gears of War es lo que el Transformers de los videojuegos. No hay que pensar mucho, sino nomás dejarse llevar por la acción, los gigantes que se pelean y una que otra mujer sensual. Y las nacadas.

Calificación: 9

Comenta, no seas gacho

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s