¡De Panzazo! (¿P6nz6zo?) (Reseña)

loret

Orejas de burro

Hace poco salió la noticia de que Loret de Mola tiene una amante. Sólo lo digo como preámbulo, pue…

Enterados de lo anterior, va la reseña “¡De Panzazo!”

Cuando entré a la sala con mi boleto de $45.00 y mis palomitas de $3489.99, iba con muy bajas expectativas respecto a la película del hijo de Juan Rulfo (el de Pedro Páramo) y Loret de Mola (el de Televisa), y salí más o menos acorde con las expectativas que tenía.

Bueno, primero que nada, voy a empezar descartando defectos que pudieran incomodarme. Lo primero es la tendenciocidad. De Panzazo es tendenciosa, pero el que se meta pretendiendo ver una imagen neutral, se está engañando a sí mismo o es idiota o desconoce el trabajo de Loret, ese mismo conductor que le dice a Kalimba ¿LA VIOLASTE? ¿SÏ? ¿SÏ LA VIOLASTE O NO LA VIOLASTE?

Eso no me molesta. El hecho de que no se tire a fondo tampoco me molesta. ¿La educación está mal? Bendito dios, pero es que eso lo sabe todo mundo. ¿Qué tan mal está? Muy mal parece, según Loret, pero es que a mí, curiosamente, me resultó mucho mejor de lo que creía. Las estadísticas a mí me parecen de lo más favorables. Estamos abajo de China y Finlandia en educación, es cierto, pero de cada tres estudiantes que llegan a la universidad en EU, uno llega en México. Hombre, seré muy optimista, pero yo pensé que estábamos más pior.

Pero la cosa con no tirarse a fondo no es esta, sino que todas esas estadísticas no sirven para nada en la práctica. ¿Qué está mal del sistema de educación mexicano? El sistema, claro, y eso no nos dice nada. Las entrevistas no ayudan, porque los entrevistados son muy tontos, muy listos o son lo segundo haciéndose pasar por lo primero, y no dicen nada que no se pueda obtener con un googlaso. Hay una entrevista, por ejemplo, de un niño de una escuela particular que dura un minuto, más o menos. Es una de las partes más horribles de la película.

Eso, sin embargo, tampoco me molesta. Lo que me molesta es que todo viene siendo una copia, calcada y precisa, de este otro documental:

Waiting Superman

Hasta pueden comparar trailers y encontrar las diferencias:

Y a mí todo esto me tendría sin cuidado, vamos, de no ser que está involucrado el hijo de Juan Rulfo. ¿Qué hace ahí? Supongo que ayudar con la fotografía y la continuidad, que deja algo que desear de un profesional, pero que es pasable.

La onda documental, como tal, creo que no ha sido entendida en México. Se puede ser imparcial o no, pero no se puede ser superficial. Documentar no es sacar estadísticas e ir a entrevistar gente. Hay que tener objetivos. Hasta Michael Moore los tiene. Hasta Superengórdame los tuvo. No he visto Waiting Superman lo suficiente para sacar un veredicto, pero creo que los tiene, y si no los tiene, muy la culpa de Loret de Mola y Juan Rulfo hijo por ir a copiar algo mal hecho.

Yo, por lo anterior, y en vista de las circunstancias, he decidido hacer mi propio documental. Se tratará sobre como hay una ineptitud general de los productores de cine mexicano para con los documentales. El primer tema que trataré será: ¿Por qué se siguen haciendo esta clase de películas? La respuesta, sin duda, será “porque hay gente como yo que va a verlas, esperanzada, aunque sea un poquito.” No se hagan eso.

Comenta, no seas gacho

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s