The Strokes – Comedown Machine (Reseña)

la máquina que se viene para abajo

La máquina que se viene para abajo

Desde su segundo disco, The Strokes se dejó ver como una banda que, a pesar de que comenzaron innovando en el indie, no gustaban mucho de cambiar la estructura de sus canciones y su música, bastante definida ya con Is This It. Es así que nos dieron tres discos casi idénticos (y muy brutales), luego un disco bien raro que sonaba mucho a sintetizador (Angles) y luego esto, Comedown Machine, que… vamos a ver.

Pues bien, no tengo mucho que decir de Comedown Machine, la verdad. Wookie Williams lo definió muy bien en el siguiente tuit:

Y es cierto. Los que esperaban rock, lo tendrán pero a goteo, y los que quieren melosidad, van a encontrar una muy floja. La voz de Julian Casablancas ya no parece de borracho depravado (lo cual se extraña). Los sintetizadores vuelven a ganar casi todo el terreno. El lo-fi es feo (especialmente en la de Call It Karma, la canción del final; su otra canción con “Call”, la de Call Me Back en Angles, es infinitamene superior, aunque ambas tienen ese no se qué que qué sé yo).

Pero es un buen disco. Es divertido, está hecho con pretensión y va a decepcionar, pero es bueno porque los strokes lo saben y por eso se divierten, lo cual da como resultado canciones de ideas rápidas, poco pulidas, experimentaciones aleatorias, y eso, en un disco de The Strokes, era difícil de encontrar. Todo siempre era preciso, pero más que eso, demasiado cargado, como si hubieran estado pensando y repensando inútilmente las canciones; era demasiado sobrecargado, y ahora se digiere fácil. Me agradan los discos que se digieren fácil.

Y me agradan los discos de The Strokes. No innovan nada pero hacen bien lo que hacen. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué siempre los críticos buscan “la innovación”?

Algún día en el futuro, digamos, en 2mil años, verán en los críticos musicales del siglo XXI una clara involución en la filosofía. Como cuando hoy decimos “a pesar de ser tan sabio, ¿sabías que Aristóteles consideraba a la esclavitud normal y a la mujer inferior al hombre?”, dirán de nosotros “los críticos de la antigüedad eran tan tarados, que a pesar de estar frente a un producto de excelente calidad, si no era completamente innovador con respecto a su antecesor, lo despreciaban.” En ese futuro, estoy seguro, The Strokes brillarán.

(les dejo con el video de Hard To Explain, pero si quieren escuchar Comedown Machine, pueden hacerlo acá: http://pitchfork.com/advance/48-comedown-machine)

@intton

Anuncios

2 pensamientos en “The Strokes – Comedown Machine (Reseña)

Comenta, no seas gacho

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s