10 cosas que las personas comunes y corrientes han experimentado

NiñoCapucha

NiñoCapucha

Cuando regresas a tu casa del trabajo o escuela y piensas que eres completamente prescindible en lo que haces, cuando crees que tus fallos o aciertos en realidad no le importan a nadie más que a ti (si acaso), cuando viajas en transporte público o vas al super y nadie te reconoce, o mejor aún, cuando te encuentras con alguien conocido y esa persona te evita; Cuando pasas horas viendo televisión, cuando lo que produces le importa por compromiso a un puñado de personas o a nadie, tus posts son como cualquiera, tus pinturas, textos, canciones, obras, rutinas de baile y reseñas de vieojuegos no son nada especial; cuando consigues un trabajo donde te podría reemplazar una máquina, cuando estudias algo que no te gusta, o te gusta pero a nadie le importa, o te gusta, le importa a muchos pero no resaltas en nada, cuando tus conocidos no se acuerdan de tu nombre, cuando tus chistes no dan risa, cuando tu cereal se pone aguado, cuando te haces un sandwich, cuando no te bañas, cuando usas la misma ropa del día anterior, cuando despiertas, duermes y piensas que pudiste haberte saltado ese día…

… entonces, te ha sido otorgado el privilegio de una vida común y corriente.
Incluso, si la persona más importante que conoces personalmente desapareciera de un momento a otro, su nombre se olvidaría en cuestión de semanas, te invito a pensar en cuanto tiempo te darías cuenta que se ha ido, como cuando te das cuenta que alguien te borró de Facebook y piensas “pudo ser ayer o hace tres meses”…

Pues bien, las personas comunes y corrientes han sido más habituales que las que desempeñan cualquier otra profesión o disfrutan de cualquier talento, existieron hace cien años, hace mil, o hace 40 mil años. Muy probablemente seas producto de uno de los arboles genealógicos más inverosímiles de la historia, tu familia o la mía eran vecinos del hombre que inventó la rueda y un día al tocar la puerta de su caverna él ni siquiera les abrió.

Entonces, eso nos convierte en el grupo de gente más antiguo, la organización mundial más grande de todas y sobre todo: la de mayor número de asociados.

Y aquí están, con mucha honra, diez de las cosas que a cualquier hombre o mujer común nos han sucedido:

1. Tener mucha hambre

02

Esa sensación de vacío en el estómago que nos aborda de vez en cuando, en la que en lo único que pesamos es en comer, comer mucho… pero bueno, muchas veces basta con una comida normal para llenarnos ¿Por qué pasa eso? es uno de los misterios más antiguos a los que se ha enfrentado nuestra especie.

2. No tener hambre 

03

Pasa algunas veces cuando da la hora de comer, no es que hayas comido mucho, que no se te antoje, estés deprimido o estreñido, simplemente, no tienes…

3. Sentarte y que esté frio

04

Sea una silla del colegio, un asiento de coche, el escusado o una silla de Boing en una fonda, a todos nos ha pasado más de una vez sentarnos en un lugar y pensar “Ay, como que está frio” para ello ya venden algunos aparatos que calientan los lugares en tu ausencia y calefacciones, o puedes como se practica hace varios siglos, poner un suéter cuando te paras, lo cierto es que esto es muy molesto.

4. Hacer algo bien y que a nadie le importe o no lo vea

05

Meter un gran gol, hacer una animación genial, inventar un buen chiste (bueno para ti al menos), hacer un buen dibujo, llenar tu álbum de buscando a Nemo o sacar ese tan ansiado 7 en el examen de matemáticas con Agustín.

5. Ver algo en la calle y no saber para que sirve

¡Es que miren esta vaina!

¡Es que miren esta vaina!

Esa sensación tan deliciosa de ignorancia hacia un producto o persona, caminar por ahí y toparte con algo misterioso pero rodeado de gente interesada en él y pensar ¿de verdad toda esa gente sabe qué es y yo no? ¿Es que en qué mundo vivo carajo?

6. Tener la respuesta y que te la ganen

07

A muchos nos pasó en la primaria, pero hay algunos desdichados, a los que les pasa seguido incluso estudiando la carrera, o en el trabajo, ya sea por desidia y no hablar, por valerte madre y no hacerlo, por hablar bajo, por confundir una palabra o simplemente porque le dan la palabra a otro, otro que en algunos casos acaba siendo tan común como tú.

7. No ganar un concurso

08

Hay concursos de azar, de talentos y hasta de promedios (en la maldita primaria), el caso es que nosotros, los hombres y mujeres comunes, siempre podemos decir “Yo casi me gano eso” ó “Pensé que sí me lo iba a ganar”, como cuando metemos los boletos del concurso de la gasolinería (y así se dice) o gastamos 30 pesos a la semana en una lotería que jamás nos ha dejado nada. ¿Alguno de ustedes conoce al primo del dueño que se ganó el coche? ¿O al gordo de la tele que dice que se ganó el súper lotto? NO.

8. Que nos falte dinero

09

¿Ves esos zapatos que te gustan? ¿Ese juego? ¿El xbox Juan? ¿La computadora a la que la tuya le hace los mandados? ¿Esa chica a la que solo le puedes invitar unos pambazos de la alameda? pues sí, muchos lo hemos pensado “Si tan solo tuviera más dinero…”

9. Que olviden qué haces (estudiar y/o trabajar)

Aquí vemos un cazador de ratones de alcantarillas, una profesión antigua, al menos él llevaba un arma.

Aquí vemos un cazador de ratones de alcantarillas, una profesión antigua, al menos él llevaba un arma.

Ya sea tu familia, amigos, o simplemente conocidos sin importancia, siempre hay alguien que aún cuando ya le has dicho que trabajas en el Suburbia o que estudias Administración te hace la misma pregunta “Y… qué, ¿estás estudiando, trabajas… o qué onda?” ó “¿Cuál era tu carrera? recuérdame” aunque claro, es muy común que nos pase a nosotros también.

10. Que nos de comezón

11

No es que tengas una herida, piquete o enfermedad en la piel, simplemente es esa extraña sensación que llega de vez en cuando a recordarnos nuestra humanidad, ya sea que nos rasquemos, frotemos o golpeemos, una vez que lo notas, no hay forma de quitarse la sensación mentalmente.
Se ha sabido de algunos casos en los que puede conducir inclusive a la muerte… a rascarse.

sujeto riendo

Ese fue uno de mis chistes inventados al momento ¿Me van a decir que no fue gracioso? pues bien, ustedes tampoco van a inventar uno que tenga éxito.

Estas fueron diez de las cosas que una persona común y corriente ha experimentado ¿Estás de acuerdo? comenta, ¿No estás de acuerdo? haz lo que te de la gana, no se olviden de compartir el post, así como los que se la pasan compartiendo de sopitas y sus porquerías, próximamente otro post de estos… o no.

Soy Frenec, ahí se ven.

10 cosas que las personas comunes y corrientes han experimentado

Comenta, no seas gacho

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s